¿Por qué nos atraen las historias de miedo?

Este fin de semana desde PlanVe os invitamos a recorrer Lavapiés con una ruta cargada de historias de fantasmas, asesinatos, y hechos insólitos e inexplicables. La convocatoria ha tenido una gran recepción, lo que nos ha llevado a preguntarnos ¿por qué a los seres humanos nos gustan tanto las historias de miedo y misterio cuando en principio son historias cargadas de actos sangrientos y angustiosos?. Los científicos nos dan la respuesta.

Como todos sabemos el miedo es una sensación de angustia provocada por la presencia de lo que consideramos un peligro. A pesar de ser una sensación desagradable y un impulso en ocasiones limitador, el miedo también tienen una función útil y beneficiosa, ya que se encarga de ponernos alerta para tomar conciencia de situaciones de riesgo. La ausencia de miedo nos puede volver inconscientes e imprudentes, por eso sentir miedo es fundamental para nuestra supervivencia.

Pero ¿cómo funciona este proceso?

Primero los sentidos captan el peligro, y este estímulo llega a nuestro sistema límbico que procesa la información y la cataloga para poder alertarnos en situación de riesgo.Cuando esto ocurre, se activa la amígdala, que se encarga de desencadenar todo el sistema del miedo: nuestra presión arterial y nuestra glucosa aumentan, sentimos tensión muscular, nuestro metabolismo se acelera, abrimos los ojos, se nos dilatan las pupilas,…. y algo muy importante aumenta nuestra adrenalina.

Como sabemos liberar o descargar adrenalina produce después una sensación de placer al aumentar nuestras endorfinas, de ahí que a muchas personas les encante practicar deportes de riesgo, o que a muchas otras les entusiasmen los parques de atracciones con sus caídas en picado, sus curvas a gran velocidad o sus casas encantadas . Diferentes estudios han llegado a la conclusión de que hasta un 60 % de las personas que ven una película de terror o escuchan o leen un relato de miedo experimentan esa montaña de emociones. Por un lado la amígdala reacciona con miedo , y por otra parte el neocortex analiza y llega a la conclusión de que la situación de peligro no es verdadera y nuestra vida no está en riesgo, lo que nos alegra. El miedo estimula así la misma zona cerebral del placer y, por ello, al mismo tiempo que sentimos miedo también lo disfrutamos. Así que gente, este fin de semana desde PlanVe queremos que lo paséis de miedo.

psicosis

Leave a Comment

*Required fields Please validate the required fields

*

*

Últimas entradas

Próximas visitas

Categorías