¿Pero qué hace esa ropa ahí?

El ritmo frenético que llevamos en la ciudad a veces nos impide reconocer las maravillas que hay en ella y que  podríamos disfrutar con tan solo levantar un poco la cabeza y fijarnos. Queremos rescatar algunas de ellas, como algunos edificios poco conocidos pero muy curiosos.

 Muchas veces en nuestras rutas cuando hemos pasado por la calle Concepción Jerónima nos habéis preguntado por esa fachada aparentemente tan antigua que hay a la altura del número 20. Hoy satisfacemos esa curiosidad.

 Aunque esa  fachada con su arquitrabe decorado con  dos hileras de arquillos lombardos y arcos de medio punto y con el escudo de la ciudad en el centro parezca  pertenecer al pórtico de un palacete del siglo XV, en realidad es muy posterior y no tiene ninguna relación con ninguna casa noble o institución de la Villa, sino que su origen está en un negocio familiar del siglo XIX.

 La familia Molina se dedicaba al trabajo del mármol con el que realizaban lápidas, adornos funerarios y otros elementos religiosos y arquitectónicos y tuvieron la idea de construir un local que a simple vista reflejara su profesionalidad y dedicación. Por ello encargaron la labor a uno de los arquitectos más reputados de la época, José  Urioste Velada,  responsable entre otras obras de la Puerta de la Independencia del Parque de El Retiro, o el Casino de la Reina.  Uritoste ideó una fachada de estilo neoplateresco, y con ello consiguió satisfacer el deseo de la familia Molina de tener una fachada digna de un negocio de marmolistas.  Tanto fue así que cuando en los años 80 del siglo XX los sucesores decidieron liquidar el negocio, el Ayuntamiento incluyó la fachada de Mármoles Molina  en el Plan General del Ayuntamiento de Madrid, de tal modo que en 1991 cuando un negocio de textil se hizo con el local, tuvo que comprometerse a mantener la fachada .  Así podemos seguir maravillándonos con una fachada tan poco habitual en nuestra ciudad que  produce un choque al transeúnte atento, poco acostumbrado a que los edificios aparentemente más antiguos de la ciudad no sean de estilo mudéjar como la Casa de los Lujanes, en la Plaza de la Villa, o la torre de San Pedro el Viejo.

Casita_en_calle_Concepción_Jerónima

Leave a Comment

*Required fields Please validate the required fields

*

*

Últimas entradas

Próximas visitas

Categorías