LOS ORÍGENES VARIPINTOS DE CHAMBERÍ

Este fin de semana paseamos por Chamberí , un barrio cargado de historia social, política y artística tras su apariencia burguesa y afrancesada.

En sus orígenes rústicos fue propiedad de la Orden Templaria, para luego pasar a ser uno de los lugares favoritos de los reyes para practicar la cacería. Poco a poco se irían rotulando sus tierras, convirtiéndose en una serie de huertas que abastecían de alimentos a los mercados de la capital. Su primer uso público fue el de camposanto. Progresivamente la zona se iría llenando de construcciones variopintas : desde casas improvisadamente construidas por los inmigrantes rurales que llegaban a Madrid en el siglo XIX buscando trabajo y que no podían pagar los altos precios de los alquileres, hasta los grandiosos palacetes pertenecientes a la nobleza y la alta burguesía.

La diversidad de Chamberí es tal que hasta en los orígenes del nombre del barrio encontramos versiones diferenciadas.

Se dice que durante la ocupación de las tropas francesas de Napoleón en España, se formó un campamento militar en lo que actualmente sería la plaza Chamberí que ellos, los franceses, llamaron precisamente así en honor a la ciudad francesa de «Chambéry», y que de ahí vino a tomar el nombre tan madrileño barrio. La historia cuenta que los mismísimos Daoíz y Velarde, junto con una pequeña milicia formada por madrileños de los alrededores se enfrentaron a los soldados de este «cuartel» subiendo desde Malasaña y Tribunal por la actual calle Luchana durante los sucesos del día 2 de mayo.

Sin embargo, los historiadores niegan esta versión aludiendo a que la zona ya se conocía con este nombre en el siglo XVIII, pues el primer documento donde se menciona el lugar de Chamberí es de 1752. Según Pedro Répide, el nombre le vendría dado por la reina Mª Luisa Gabriela de Saboya, primera esposa de Felipe V, a la que le gustaba pasear por estos terrenos con la sierra de Guadarrama al fondo, que le recordaban a la ciudad francesa de Chambery, capital de Saboya, donde había pasado su infancia. Los investigadores se inclinan más por tanto por esta versión, aunque todavía hay una tercera versión que alude a una romántica historia entre una cantante y actriz de la época, Benita Moreno, y un noble admirador saboyano que le regaló una finca en esta zona y que ella nombró como Quinta de Chambery en agradecimiento.

Bélica, nostálgica, o romántica todas estas leyendas coinciden en una cosa: que paradójicamente el origen del nombre de este barrio tan castizo resulta que no es madrileño, ni tan siquiera castellano, sino francés. Sin embargo esta aparente contradicción refleja muy bien el carácter del barrio especialmente en la zona de Almagro: edificios y urbanismo decimonónicos inspirados en la arquitectura francesa pero que albergaron en su interior las ideas y personajes que definirían la peculiar vida política, económica y social del Madrid del siglo XIX y XX.

Para disfrutar de la belleza de este barrio y escudriñar en su historia este fin de semana caminamos por el Chamberí aristocrático, el Triángulo de Oro.

residencia-de-senoritas-calle-fortuny

Leave a Comment

*Required fields Please validate the required fields

*

*

Últimas entradas

Próximas visitas

Categorías