Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Domingos 21 y 28 a las 11:00

En el siglo XIX aristócratas y burgueses atraídos por el dinamismo de Chamberí, se trasladaron al barrio de Almagro y encomendaron a los arquitectos más reconocidos del momento la construcción de bellos palacetes y edificios de pisos llenos de originalidad. El resultado constituye hoy un auténtico museo de arquitectura. Un escenario perfecto para la representación de un momento histórico lleno de contradicciones entre la tradición y la modernidad, entre el conservadurismo y la libertad. No en vano en este barrio, en forma de triángulo ,se pueden contemplar bellas iglesias, recordar a las primeras mujeres universitarias, acercarse a la casa de un pintor, evocar la práctica del juego de pelota, y sobre todo descubrir los entresijos sociales y políticos que esconden sus hermosas fachadas.

Punto de encuentro: Paseo General Martínez Campos, 14

Precio: el que tú decidas

Para inscribirte escribe un email a info@planve.es  con tu nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

 

Nueva ruta: El Madrid de Velázquez

El Madrid de Velázquez

Domingos 23 y 30 de septiembre a las 11:00

Velázquez llega con tan solo 22 años a Madrid, una ciudad en plena ebullición, a la que pronto le tomará el pulso y donde acabará instalándose hasta su muerte. En ese Madrid complejo del Siglo de Oro, donde nobleza y picardía se funden, la posición de Velázquez en la Corte le convierte en un testigo privilegiado de lo que acontece. A través de sus obras, de los lugares que frecuentó y de los personajes que conoció nos adentraremos en un Madrid lleno de recoletas plazuelas, bellos rincones, y pequeñas iglesias que esconden historias llenas de curiosidades, censuras, intrigas y rivalidades de las que el pintor fue observador silencioso.

 

Punto de encuentro: C/ Concepción Jerónima, 15, junto a la Imprenta Municipal

Precio: el que tú decidas

Para apuntarte solo tienes que enviar un email a info@planve.es con tu nombre apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto.Recuerda que las plazas son limitadas.

Vuelve Plan Ve: Novedades y Curso

Después de un año de parón PlanVe regresa con algunas novedades y mucha ilusión. Estrenamos logo  y curso, Conociendo los Orígenes de Madrid, un proyecto que muchos de vosotros llevabais tiempo pidiendo, y ahora por fin ve la luz.   En este curso trimestral nos adentraremos en los comienzos de la Historia de nuestra ciudad, la legendaria y la real de forma exhaustiva y amena.  Veremos que  la Historia  no es una, sino que tiene múltiples narraciones, y sobre todo descubriremos una época poco conocida de Madrid, la Edad Media.

Toda la información sobre el curso  incluida la programación la encontraréis en http://planve.es/planaprende/

Y si aún os quedan preguntas, podéis escribir a  info@planve.es para resolver cualquier duda.

El plazo de inscripción es hasta el 7 de  octubre.

Madrid de los barrios bajos viernes 23 y sábado 24 de junio

Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

 Viernes 23 y sábado 24 de junio a las 21:00 

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer. 
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver, 
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

visita guiada lavapies junio 2017

Madrid antes de Madrid. De Villa a Corte

Madrid antes de Madrid. De Villa a Corte

Un recorrido por el Madrid Medieval
Sábado 29 y Domingo 30 a las 11:00

“Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”. Entre la realidad y la leyenda, los orígenes de la capital de España, fueron modestos.  Surgida de la necesidad y la estrategia, el posterior desarrollo de la ciudad hizo olvidar su pasado de vieja villa castellana que, en tiempos, albergó tres culturas distintas. Sigue con PlanVe las huellas del pasado medieval de Madrid y conoce cómo vivían musulmanes, cristianos y judíos.

Lugar: Plaza de la Armería del Palacio Real, junto a la estatua de San Pedro (metro Ópera L2, L5 y Ramal Ópera-Príncipe Pío)

Precio: el que tú decidas

Si quieres participar solo tienes que mandar un email a a.garcia@planve.es indicando tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar.  Las plazas son limitadas.

madrid medieval abril 2017

Maravillarse y curiosear

 Se van acercando las navidades y con ellas unos días libres para poder disfrutar del hogar, la familia y los amigos, siempre y cuando podamos sobrevivir a la vorágine de compras, eventos y comilonas que se suceden.  Una buena alternativa a estas es ir a visitar un museo en buena compañía. Madrid ofrece muchísimas opciones, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cuál es el origen de los museos?

 Etimológicamente hablando la palabra museo viene del latín “museum” y esta a su vez del término griego Μουσείον que hace referencia al lugar de las Musas, pero no es este el origen del que  queremos tratar, sino de cuándo surgió la idea de  crear un espacio donde se expusieran diferentes objetos con el fin de ser contemplados, para ello nos tenemos que remontar cinco siglos atrás.

 Durante los siglos XV, XVI y XVII se produjo una auténtica revolución cultural que tuvo varios hitos importantes  pero de los que queremos destacar dos: la imprenta y los viajes de exploración. La primera permitió un salto cuantitativo y cualitativo en la difusión de conocimientos e información. Los segundos supusieron el encuentro con nuevos espacios geográficos ocupados por gentes con diferentes formas de vida, costumbres, creencias y cosmovisiones, lo que produciría un fuerte impacto cultural, emocional y vital ( especialmente para los nativos). Un encontronazo que tal vez solo se puede  entender si hacemos un ejercicio de imaginación y pensamos en cómo sería llegar a un nuevo planeta habitado, o que una nave de alienígenas aterrizara en la Puerta del Sol.

 Evidentemente el descubrimiento de mundos tan diferentes a los propios, llamó la atención y despertó la curiosidad. Al regreso de sus viajes los exploradores traían consigo plantas, animales, minerales, objetos elaborados por los habitantes de tan lejanas tierras, e incluso a los propios habitantes ataviados con sus ropas , en un intento de dar cuenta de los frutos de su viaje y de poder explicar lo que no podían contar solo con palabras. Para los europeos de entonces, todo ello producía una mezcla de extrañeza y atracción que enseguida captó el deseo y la curiosidad de las familias más nobles y ricas que ansiaban hacerse con ejemplos de esa fauna, flora, minerología y arte tan diferentes y que marcaban así su diferencia de estatus y clase al hacerse con objetos tan raros y por ello  tan cotizados.  La obsesión de algunos personajes por hacerse con estos objetos les llevó a coleccionarlos de forma masiva y a crear en sus casas un espacio diferenciado donde tenerlos. Nacen así los llamados “Gabinetes de curiosidades” o  los “Cuartos de maravillas” que atesoraban toda clase de elementos curiosos, extraños, extravagantes, y que mezclaban lo exótico de otras tierras con lo legendario de las propias o los nuevos inventos. Así en un gabinete de este tipo se podía encontrar desde un papagayo disecado o una vasija mochica, a una reliquia de un santo, un bote que decía contener sangre de dragón, o los inventos más innovadores del momento. Todo cabía: momias, calaveras, cuadros, esculturas, animales disecados, trajes estrafalarios, maquetas de aparatos de guerra… Pero estas colecciones se mantenían dentro del ámbito privado  y solo se mostraban a amigos y familiares o con la excusa de algún evento social en la casa. Muchos reyes contaron con su propio cuarto de maravillas en sus palacios, como Pedro el Grande de Rusia o Rodolfo II de Hasburgo.

 La primera vez que surge la idea de abrir un espacio de tales características al público fue en Inglaterra,  concretamente en Oxford. El 6 de junio de 1683  se abrieron las puertas del “Museo” Ashmolean, y Robert Plot  se convirtió en el primer director de un museo (al menos que esté documentado). El museo recogía las colecciones de los gabinetes de curiosidades de  Elias Ashmole y John Tradescant e hijo. Asmole había sido político, anticuario, alquimista y astrólogo y por su  parte Tradescant había sido un naturalista, botánico y explorador.  Sin duda este primer “museo” era un auténtico gabinete de curiosidades.

Posteriormente en el siglo XVIII se fueron abriendo otros espacios, pero con un carácter más especializado y un tratamiento de las colecciones más científico tomando la forma y las características de lo que entendemos hoy por museo, un nombre por otro lado muy bien escogido si recordamos que las tres primeras Musas eran:  Meletea (‘meditación’), Mnemea(‘memoria’) y  Aedea, (‘canto’, ‘voz’) y  tenemos en cuenta que la función de cualquier museo es conservar y preservar la historia bien de las personas, bien de la naturaleza, para animarnos a reflexionar y comprender mejor el mundo que nos rodea.

gabinete de curiosidades 2

gabinete de curiosidades 1

¿Pero qué hace esa ropa ahí?

El ritmo frenético que llevamos en la ciudad a veces nos impide reconocer las maravillas que hay en ella y que  podríamos disfrutar con tan solo levantar un poco la cabeza y fijarnos. Queremos rescatar algunas de ellas, como algunos edificios poco conocidos pero muy curiosos.

 Muchas veces en nuestras rutas cuando hemos pasado por la calle Concepción Jerónima nos habéis preguntado por esa fachada aparentemente tan antigua que hay a la altura del número 20. Hoy satisfacemos esa curiosidad.

 Aunque esa  fachada con su arquitrabe decorado con  dos hileras de arquillos lombardos y arcos de medio punto y con el escudo de la ciudad en el centro parezca  pertenecer al pórtico de un palacete del siglo XV, en realidad es muy posterior y no tiene ninguna relación con ninguna casa noble o institución de la Villa, sino que su origen está en un negocio familiar del siglo XIX.

 La familia Molina se dedicaba al trabajo del mármol con el que realizaban lápidas, adornos funerarios y otros elementos religiosos y arquitectónicos y tuvieron la idea de construir un local que a simple vista reflejara su profesionalidad y dedicación. Por ello encargaron la labor a uno de los arquitectos más reputados de la época, José  Urioste Velada,  responsable entre otras obras de la Puerta de la Independencia del Parque de El Retiro, o el Casino de la Reina.  Uritoste ideó una fachada de estilo neoplateresco, y con ello consiguió satisfacer el deseo de la familia Molina de tener una fachada digna de un negocio de marmolistas.  Tanto fue así que cuando en los años 80 del siglo XX los sucesores decidieron liquidar el negocio, el Ayuntamiento incluyó la fachada de Mármoles Molina  en el Plan General del Ayuntamiento de Madrid, de tal modo que en 1991 cuando un negocio de textil se hizo con el local, tuvo que comprometerse a mantener la fachada .  Así podemos seguir maravillándonos con una fachada tan poco habitual en nuestra ciudad que  produce un choque al transeúnte atento, poco acostumbrado a que los edificios aparentemente más antiguos de la ciudad no sean de estilo mudéjar como la Casa de los Lujanes, en la Plaza de la Villa, o la torre de San Pedro el Viejo.

Casita_en_calle_Concepción_Jerónima

Los beneficios de aprender idiomas

beneficios de hablar idiomasEs evidente que hablar idiomas siempre es positivo. Nos permite viajar, charlar con nueva gente y saber de sus costumbres, en fin, nos ayuda a experimentar y a tener mayor conocimiento sobre la realidad de las cosas y del mundo. Dicen algunos estudios que ser bilingüe o al menos, conocer otras lenguas con profundidad, además de positivo para la salud, nos hace más atractivos ¿Tú qué opinas?

Las investigaciones sobre el aprendizaje de idiomas muestran que ser bilingüe es beneficioso para la salud de nuestro cerebro. Estudiar idiomas desde la infancia permite mayor flexibilidad cognitiva, esto es, más facilidad para adaptarse a circunstancias nuevas, así como mayor agilidad mental o mejor capacidad para resolver problemas, puesto que se acostumbra desde bien temprano al cerebro a trabajar de forma distinta. Ser bilingüe mejora la memoria y retrasa la aparición de enfermedades como el alzheimer o la demencia senil, pero además, desarrolla mayor capacidad de atención en otras áreas de conocimiento.

No obstante, no son sólo beneficios mentales los que proporciona hablar idiomas. Es bien sabido que hablar lenguas facilita la inmersión en otros ambientes, nos ayuda a encontrar mejores empleos y además, nos proporciona mejor entendimiento de los entresijos de nuestra propia lengua materna, porque reconocemos y entendemos con facilidad los tiempos verbales, las construcción de frases, de expresiones…
En los idiomas, como en la vida, también hay gustos. Dicen que hablar idiomas nos hace ser más atractivos, pero claro, no todos los acentos son iguales. El español, el italiano o el portugués están entre las lenguas más sensuales junto al francés o al irlandés.

¿Y tú?¿Qué lenguas hablas?

Visita Asia y África Museo de Antropología sábados 5 y 12 y domingo 6 de diciembre

Asia y África en el Museo Nacional de Antropología

Sábados 5 y 12 de diciembre a las 17:30 y domingo 6 a las 10:30

Dice un proverbio antiguo, que la gente que viaja conoce al otro, su historia y sus costumbres, porque al descubrir lo diferente, aprende más sobre sí mismo.
Si eres de los que sueñas con viajar a países lejanos y ansías descubrir nuevas culturas o rememorar aquellas que alguna vez conociste, te proponemos este bonito viaje por Asia y África en el Museo Nacional de Antropología.
Deja que tu espíritu aventurero te empuje a visitar nuevos continentes y acércate a la historia, costumbres y formas de pensar y vivir de aquellos que alguna vez creíste que eran diferentes.

Puedes inscribirte en info@planve.es. Sólo tienes que enviarnos nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto.

Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.
¡Importante! Habrá que estar en las escaleras de la entrada del museo diez minutos antes del horario oficial de entrada.

cartel asi africa planve diciembre def gratis

1238

Últimas entradas

Próximas visitas

Categorías