MADRID EN FEMENINO II

MADRID EN FEMENINO II

(del siglo XIX al siglo XX)

Sábado 25 y Domingo 26  a las 11:00

En el siglo XIX los roles de género estaban bien definidos y las opciones vitales de las mujeres parecían limitarse al matrimonio o al convento, o en el peor de los casos a la servidumbre, sin embargo algunas mujeres se rebelaron contra esta situación y comenzaron a ocupar nuevas esferas de ámbito público. Su número fue creciendo. Nobles cultas, escritoras decididas, sufragistas incansables, obreras reivindicativas, universitarias valientes,….conocidas o anónimas todas ellas contribuyeron a un cambio de mentalidad y aún más importante, a construir una nueva realidad para las mujeres. No lo tuvieron fácil, tildadas de delincuentes, locas o excéntricas fueron a menudo despreciadas, insultadas, descalificadas y encerradas. Desde PlanVe os animamos a conocer su historia, que es también la nuestra.

Punto de encuentro: Estatua de  Emilia Pardo Bazán en la Calle Princesa.

Precio: el que tú decidas

Si quieres inscribirte sólo tienes que escribir un mail a a.garcia@planve.es con tu nombre,apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar ¡Te esperamos!

madrid en femenino 25 y 26 marzo 2017

Visita guiada Madrid en femenino

Madrid en Femenino

(de la Edad Media al siglo XIX)
Sábado 18 y Domingo 19 de marzo a las 11:00

Poderosas, abnegadas, nobles, plebeyas, eruditas, iletradas, artistas, artesanas, valientes, sumisas, musulmanas, cristianas, esposas, cortesanas, a veces silenciosas, a veces reivindicativas, y casi siempre invisibilizadas por una narración histórica escrita en masculino, las mujeres de Madrid fueron parte de la historia de la ciudad contribuyendo a su crecimiento. Desde PlanVe te invitamos a visitar la ciudad con otra mirada, a descubrir como vivían las madrileñas de antaño, como sus acciones ayudaron a ir configurando otra ciudad, como muchas de ellas destacaron con nombre propio.

Punto de encuentro: Plaza de la Villa

¡Por el precio que tú decidas!

Para inscribirte sólo tienes que mandar un mail a v.solano@planve.es con tu nombre,  apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y  qué día quieres participar ;)

madrid en femenino 18 y 19 marzo 2017

Arturo Barea y Lavapiés

Si resuena el Avapiés en mí, como fondo sobre todas las resonancias de mi vida (…). Allí aprendí todo lo que sé, lo bueno y lo malo. A rezar a Dios y a maldecirle. A odiar y a querer. A ver la vida cruda y desnuda tal como es. Y a sentir el ansia infinita de subir y ayudar a subir a todos al escalón de más arriba… Escribió el autor del libro La forja de un rebelde.

Arturo Barea (Badajoz 1897-Faringdon, Inglaterra 1957), es uno de los grandes escritores del siglo XX españoles y pronto pondrá nombre a una plaza en Lavapiés. ¿Dónde? Muy cerca del lugar donde estudió hasta los 13 años, las Escuelas Pías de San Fernando, un convento y colegio fundado en 1729 por la Orden de los Escolapios del que sólo nos queda la iglesia, hoy sede de la biblioteca de la UNED en Lavapiés.

Arturo Barea es uno de los escritores más reconocidos de los últimos tiempos, sin embargo olvidado por el régimen franquista, al que pronto rendirá homenaje la ciudad de Madrid igual que lo hiciera él durante su exilio en Inglaterra en la primera obra de su trilogía La forja de un rebelde. La forja forma junto a La ruta y La llama, una de sus mejores novelas y en ella desgrana con auténtico esmero algunos de los momentos de su vida en Lavapiés.

Barea llegó a Madrid como tantos otros extremeños junto a su madre viuda y sus hermanos en busca de una vida nueva y siendo su madre lavandera en el Manzanares, pudo acceder a las Escuelas Pías de San Fernando gracias al apoyo de sus tíos, mientras él y su familia vivían en una humilde buhardilla en la calle de las Urosas, hoy calle Luis Vélez de Guevara, junto a la antigua Plaza del Progreso, actual Tirso de Molina.

Barea escribió La forja de un rebelde durante su exilio en los años cuarenta, se publicó en inglés y fue su esposa quien tradujo la obra al castellano porque el manuscrito se perdió, y a pesar de la maestría en sus palabras, no fue hasta 1978 que pudiera ver la luz en España  por primera vez.

Barea narra la infancia y adolescencia de un joven de Madrid y los crudos momentos que vivió Madrid durante el asedio, viendo arder aquella escuela que le vio crecer.

 (…)mi vieja escuela estaba ardiendo. Me fui rápidamente, calle del Ave María abajo, y me encontré a Aurelia y los chicos en la calle, mezclados con los vecinos. Me recibieron a gritos. (…)Veinte vecinos comenzaron a la vez a darme explicaciones: los fascistas habían disparado sobre las gentes desde las torres de las iglesias y las gentes las habían asaltado. Todo ardiendo…

 En Julio del 36, Lavapiés fue uno de los escenarios donde se vivió con mayor virulencia el conflicto por ser un barrio obrero de encuentro entre anarquistas, cenetistas, y sindicalistas. Cuentan que corrió el rumor por Lavapiés de que varios falangistas se habían atrincherado en el interior de la escuela y desde allí disparaban a los transeúntes.  Éstos se organizaron para incendiar el interior y es así como narra Barea el terrible suceso:

La escuela Pía estaba ardiendo por dentro. Parecía como si hubiera sido sacudida por un terremoto. La larga fachada de la calles del Sombrerete, con sus cien ventanas correspondientes a las clases y a las celdas de los padres, estaba lamida por lenguas de fuego que surgían a través de las rejas. La fachada principal estaba derruida, una de las torres caída, el atrio de la iglesia demolido.”

Si paseáis por Lavapiés, fijaos en las placas identificativas  que el colectivo La liminal ha colocado en reconocimiento a Barea por todo el barrio.

https://www.laliminal.com/mapa-de-placas-arturo-barea

Pronto tendremos la plaza dedicada a Arturo Barea en lo que hoy popularmente se llama La Corrala.

Mientras tanto, si quieres conocer otros lugares e historias sobre Lavapiés y el Rastro, te invitamos a participar en la visita del próximo fin de semana “Madrid de los barrios bajos”.
¡Te esperamos!

barea2

Visita guiada Madrid de los barrios bajos Sábado 18 de febrero

Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

 Sábado 18 de febrero a las 11:00 y 17:00 

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer. 
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver, 
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

barrios bajos febrero 2017

La Inclusa de Madrid

Estamos tan acostumbradas a pasear por Madrid y reconocer lugares tan emblemáticos como Sol, que a veces se nos olvida que una plaza tan  famosa a la que le dio nombre una antigua puerta, un día fue un olivar y después solar de edificaciones que de ellas poco o nada quedan.

En la visita de este fin de semana finalizamos el recorrido hablando de algunas de estas construcciones como la del antiguo convento de la Victoria de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Angustias, más conocida como el hospital de Nuestra Señora de la Inclusa, una casa de recogida para niños expósitos en la calle Preciados fundada en 1572.

Dicen que la Inclusa recogió a muchos bebés abandonados en el torno de  la cercana parroquia de San Ginés, en el del Manzanares o en el de la Inclusa misma, una pequeña ventanita tras la que una monja esperaba para encargarse de los recién nacidos.

Muchas fueron las causas que llevaron a algunas madres a abandonar a sus hijos. La miseria, la enfermedad, los hijos ilegítimos o la soltería fueron motivos que propiciaron la única opción de garantía para la supervivencia de sus hijos: La Inclusa. Las cifras sitúan en 74 el número de niños acogidos en 1583, elevándose entre 300 y 700 niños a comienzos del siglo XVII. La primera Inclusa fue financiada con los donativos del teatro del Príncipe y de la Cruz en el barrio de las Letras o de las corridas de toros, en función de los ingresos de taquilla y después fue financiada con impuestos gestionados por la propia Corona.

En el tránsito de los siglos XVIII al XIX llegaron casi a los 1500 niños acogidos al año. Cuando la Inclusa de Sol se quedó pequeña y obsoleta, se trasladó a la calle del Soldado (hoy  Barbieri), después estuvo un tiempo en  la calle Libertad y finalmente se instaló en la calle Embajadores, junto al colegio de la Paz, un lugar donde se recogían a todas aquellas niñas menesterosas y la Casa de la Maternidad.

Durante todo el siglo XIX las cifras se mantuvieron entre 1600 y 1800 niños y niñas, aunque con algún pico que rozó casi los 2000. En las dos primeras décadas del siglo XX hay años como 1915 y 1916 en que se llegaron a recoger a casi 1700 niños para luego ir descendiendo muy lentamente. En la Inclusa de Lavapiés nos encontramos nombres como el de Eloy Gonzalo, un soldado en la guerra de Cuba a quien Madrid le hizo honor a sus hazañas en la plaza de Cascorro en El Rastro.

 En 1929 la Inclusa definitivamente se trasladó a la calle O´Donnell en el solar de lo que hoy es el actual hospital Materno Infantil. Entre 1963-1982 a pesar del descenso, se recogieron casi 600 niños y en 1982, aún 114, una cifra que demuestra que el problema del abandono de niñas y niños seguía existiendo.

Es importante señalar que hasta finales del siglo XIX el amamantamiento fue la única forma de criar a los niños y ante la incapacidad de muchas mujeres, la mejor opción fue poner a disposición de esta institución a sus hijos para que esta se hiciera cargo de su alimentación. Quizás la parte cruel de esta historia residiera en el hecho de que para que la Inclusa pudiera cumplir su papel social de crianza, hubo un tiempo en que no servía con solicitar este auxilio a la Administración sino que los niños debían ser abandonados, cuanto antes, mejor, pués así había más garantía de supervivencia.

Concluyendo esta entrada, no podemos pensar que el ingreso a la Inclusa fue el fin de los problemas. Dentro de la Inclusa fallecieron muchos niños, algunos del propio estado de abandono, por enfermedades congénitas, niñas prematuras, por discapacidad, pero otras por enfermedades infecciosas contraídas en el propio hospicio.

Además, hasta finales del siglo XVIII los niños de la Inclusa no pudieron acceder al ejercicio de oficios civiles de adultos hasta que Carlos IV dictó una cédula donde los consideraba “integrantes de la clase social de hombres buenos del estado llano, sin diferencia con los demás vasallos de la clase”.

inclusa

Visita guiada Los otros madrileños 11 y 12 de febrero

“Los otros madrileños”

Sábado 11 y domingo 12 de febrero a las 11:00

Entre la norma y la desviación, la legalidad y la subsistencia, la decencia y el defecto, Madrid ha dado cobijo a menesterosos, recogidas, sabandijas, chirriones… que han formado parte activa en la configuración y consolidación de la historia social de nuestra ciudad. “Los otros madrileños” es una visita que habla de la desigualdad social, de las leyes  de la “mala pinta”, del abandono, del hambre, de lo diferente. Pero también de la creación de redes vecinales y gremiales, de la asistencia al marginado, de la resistencia popular  a los embistes y avatares a lo largo de los siglos de esta gran ciudad. 

Punto de encuentro. Estatua de Felipe IV a caballo en la Plaza de Oriente.

¡Por el precio que tú decidas!

Si quieres inscribirte sólo tienes que escribir un mail a v.solano@planve.es con tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar ¡Te esperamos!

los otros madrileños febrero 2017

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Sábado 4 y Domingo 5 a las 11:00

En el siglo XIX aristócratas y burgueses atraídos por el dinamismo de Chamberí, se trasladaron al barrio de Almagro y encomendaron a los arquitectos más reconocidos del momento la construcción de bellos palacetes y edificios de pisos llenos de originalidad. El resultado constituye hoy un auténtico museo de arquitectura. Un escenario perfecto para la representación de un momento histórico lleno de contradicciones entre la tradición y la modernidad, entre el conservadurismo y la libertad. No en vano en este barrio, en forma de triángulo ,se pueden contemplar bellas iglesias, recordar a las primeras mujeres universitarias, acercarse a la casa de un pintor, evocar la práctica del juego de pelota, y sobre todo descubrir los entresijos sociales y políticos que esconden sus hermosas fachadas.

Punto de encuentro: Paseo General Martínez Campos, 14

Por el precio que tú decidas

Para inscribirte escribe un email a a.garcia@planve.es  con tu nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

Chamberi 2 febrero 2017

Ruta Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Sábado 28 y Domingo 29 a las 11:00

Sinónimo de casticismo madrileño, pero con una historia relativamente reciente. Con una arquitectura rica y aristocrática, pero barrio de orígenes humildes. Fuente de vida y dinamismo pero cuna del Madrid más fúnebre. Lleno de bares y restaurantes, pero con un pasado artesano e industrial… Chamberí esconde una Historia rica en contrastes y sabores. En esta ruta os proponemos descubrir los orígenes del barrio, la vida cotidiana de las personas que lo habitaron y algunas de sus anécdotas más famosas paseando por alguno de sus espacios más emblemáticos.

Punto de encuentro: Plaza del Conde del Valle de Súchil

Precio: el que tú quieras

Para participar  solo tienes que enviar un email a  a.garcia@planve.es indicando nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar.

visita chamberi 1 enero 2017

Madrid en femenino siglos XIX y XX Martes 6 y jueves 8 de diciembre

Madrid en Femenino II

(del siglo XIX al siglo XX)

Martes 6 y Jueves 8 de septiembre a las 11:00

 En el siglo XIX los roles de género estaban bien definidos y las opciones vitales de las mujeres parecían limitarse al matrimonio o al convento, o en el peor de los casos a la servidumbre, sin embargo algunas mujeres se rebelaron contra esta situación y comenzaron a ocupar nuevas esferas de ámbito público. Su número fue creciendo. Nobles cultas, escritoras decididas, sufragistas incansables, obreras reivindicativas, universitarias valientes,….conocidas o anónimas todas ellas contribuyeron a un cambio de mentalidad y aún más importante, a construir una nueva realidad para las mujeres. No lo tuvieron fácil, tildadas de delincuentes, locas o excéntricas fueron a menudo despreciadas, insultadas, descalificadas y encerradas. Desde PlanVe os animamos a conocer su historia, que es también la nuestra.

Punto de encuentro: Estatua de  Emilia Pardo Bazán en la Calle Princesa (Metro Ventura Rodríguez o Plaza de España)

¡Por el precio que tú decidas!

Si quieres inscribirte sólo tienes que escribir un mail a v.solano@planve.es con tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar ¡Te esperamos!

madrid-en-femenino-2-diciembre-puente-2016

LOS ORÍGENES VARIPINTOS DE CHAMBERÍ

Este fin de semana paseamos por Chamberí , un barrio cargado de historia social, política y artística tras su apariencia burguesa y afrancesada.

En sus orígenes rústicos fue propiedad de la Orden Templaria, para luego pasar a ser uno de los lugares favoritos de los reyes para practicar la cacería. Poco a poco se irían rotulando sus tierras, convirtiéndose en una serie de huertas que abastecían de alimentos a los mercados de la capital. Su primer uso público fue el de camposanto. Progresivamente la zona se iría llenando de construcciones variopintas : desde casas improvisadamente construidas por los inmigrantes rurales que llegaban a Madrid en el siglo XIX buscando trabajo y que no podían pagar los altos precios de los alquileres, hasta los grandiosos palacetes pertenecientes a la nobleza y la alta burguesía.

La diversidad de Chamberí es tal que hasta en los orígenes del nombre del barrio encontramos versiones diferenciadas.

Se dice que durante la ocupación de las tropas francesas de Napoleón en España, se formó un campamento militar en lo que actualmente sería la plaza Chamberí que ellos, los franceses, llamaron precisamente así en honor a la ciudad francesa de «Chambéry», y que de ahí vino a tomar el nombre tan madrileño barrio. La historia cuenta que los mismísimos Daoíz y Velarde, junto con una pequeña milicia formada por madrileños de los alrededores se enfrentaron a los soldados de este «cuartel» subiendo desde Malasaña y Tribunal por la actual calle Luchana durante los sucesos del día 2 de mayo.

Sin embargo, los historiadores niegan esta versión aludiendo a que la zona ya se conocía con este nombre en el siglo XVIII, pues el primer documento donde se menciona el lugar de Chamberí es de 1752. Según Pedro Répide, el nombre le vendría dado por la reina Mª Luisa Gabriela de Saboya, primera esposa de Felipe V, a la que le gustaba pasear por estos terrenos con la sierra de Guadarrama al fondo, que le recordaban a la ciudad francesa de Chambery, capital de Saboya, donde había pasado su infancia. Los investigadores se inclinan más por tanto por esta versión, aunque todavía hay una tercera versión que alude a una romántica historia entre una cantante y actriz de la época, Benita Moreno, y un noble admirador saboyano que le regaló una finca en esta zona y que ella nombró como Quinta de Chambery en agradecimiento.

Bélica, nostálgica, o romántica todas estas leyendas coinciden en una cosa: que paradójicamente el origen del nombre de este barrio tan castizo resulta que no es madrileño, ni tan siquiera castellano, sino francés. Sin embargo esta aparente contradicción refleja muy bien el carácter del barrio especialmente en la zona de Almagro: edificios y urbanismo decimonónicos inspirados en la arquitectura francesa pero que albergaron en su interior las ideas y personajes que definirían la peculiar vida política, económica y social del Madrid del siglo XIX y XX.

Para disfrutar de la belleza de este barrio y escudriñar en su historia este fin de semana caminamos por el Chamberí aristocrático, el Triángulo de Oro.

residencia-de-senoritas-calle-fortuny

Próximas visitas

    Categorías