LOS ORÍGENES VARIPINTOS DE CHAMBERÍ

Este fin de semana paseamos por Chamberí , un barrio cargado de historia social, política y artística tras su apariencia burguesa y afrancesada.

En sus orígenes rústicos fue propiedad de la Orden Templaria, para luego pasar a ser uno de los lugares favoritos de los reyes para practicar la cacería. Poco a poco se irían rotulando sus tierras, convirtiéndose en una serie de huertas que abastecían de alimentos a los mercados de la capital. Su primer uso público fue el de camposanto. Progresivamente la zona se iría llenando de construcciones variopintas : desde casas improvisadamente construidas por los inmigrantes rurales que llegaban a Madrid en el siglo XIX buscando trabajo y que no podían pagar los altos precios de los alquileres, hasta los grandiosos palacetes pertenecientes a la nobleza y la alta burguesía.

La diversidad de Chamberí es tal que hasta en los orígenes del nombre del barrio encontramos versiones diferenciadas.

Se dice que durante la ocupación de las tropas francesas de Napoleón en España, se formó un campamento militar en lo que actualmente sería la plaza Chamberí que ellos, los franceses, llamaron precisamente así en honor a la ciudad francesa de «Chambéry», y que de ahí vino a tomar el nombre tan madrileño barrio. La historia cuenta que los mismísimos Daoíz y Velarde, junto con una pequeña milicia formada por madrileños de los alrededores se enfrentaron a los soldados de este «cuartel» subiendo desde Malasaña y Tribunal por la actual calle Luchana durante los sucesos del día 2 de mayo.

Sin embargo, los historiadores niegan esta versión aludiendo a que la zona ya se conocía con este nombre en el siglo XVIII, pues el primer documento donde se menciona el lugar de Chamberí es de 1752. Según Pedro Répide, el nombre le vendría dado por la reina Mª Luisa Gabriela de Saboya, primera esposa de Felipe V, a la que le gustaba pasear por estos terrenos con la sierra de Guadarrama al fondo, que le recordaban a la ciudad francesa de Chambery, capital de Saboya, donde había pasado su infancia. Los investigadores se inclinan más por tanto por esta versión, aunque todavía hay una tercera versión que alude a una romántica historia entre una cantante y actriz de la época, Benita Moreno, y un noble admirador saboyano que le regaló una finca en esta zona y que ella nombró como Quinta de Chambery en agradecimiento.

Bélica, nostálgica, o romántica todas estas leyendas coinciden en una cosa: que paradójicamente el origen del nombre de este barrio tan castizo resulta que no es madrileño, ni tan siquiera castellano, sino francés. Sin embargo esta aparente contradicción refleja muy bien el carácter del barrio especialmente en la zona de Almagro: edificios y urbanismo decimonónicos inspirados en la arquitectura francesa pero que albergaron en su interior las ideas y personajes que definirían la peculiar vida política, económica y social del Madrid del siglo XIX y XX.

Para disfrutar de la belleza de este barrio y escudriñar en su historia este fin de semana caminamos por el Chamberí aristocrático, el Triángulo de Oro.

residencia-de-senoritas-calle-fortuny

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Sábado 26 y Domingo 27 a las 11:00

En el siglo XIX aristócratas y burgueses atraídos por el dinamismo de Chamberí, se trasladaron al barrio de Almagro y encomendaron a los arquitectos más reconocidos del momento la construcción de bellos palacetes y edificios de pisos llenos de originalidad. El resultado constituye hoy un auténtico museo de arquitectura. Un escenario perfecto para la representación de un momento histórico lleno de contradicciones entre la tradición y la modernidad, entre el conservadurismo y la libertad. No en vano en este barrio, en forma de triángulo ,se pueden contemplar bellas iglesias, recordar a las primeras mujeres universitarias, acercarse a la casa de un pintor, evocar la práctica del juego de pelota, y sobre todo descubrir los entresijos sociales y políticos que esconden sus hermosas fachadas.

Punto de encuentro: Paseo General Martínez Campos, 14

Por el precio que tú decidas

Para inscribirte escribe un email a a.garcia@planve.es  con tu nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto. y día en que quieres participar. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

cartel-triangulo-de-oro-noviembre-2016

Visita Madrid de los Barrios Bajos sábado 19 de noviembre

Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

 Sábado 19 de noviembre a las 11:00 y 17:30 

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer. 
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver, 
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

madrid-barrios-bajos-noviembre-2016-def

Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Sábado 1 y Domingo 2 a las 11:00

Sinónimo de casticismo madrileño, pero con una historia relativamente reciente. Con una arquitectura rica y aristocrática, pero barrio de orígenes humildes. Fuente de vida y dinamismo pero cuna del Madrid más fúnebre. Lleno de bares y restaurantes, pero con un pasado artesano e industrial… Chamberí esconde una Historia rica en contrastes y sabores. En esta ruta os proponemos descubrir los orígenes del barrio, la vida cotidiana de las personas que lo habitaron y algunas de sus anécdotas más famosas paseando por alguno de sus espacios más emblemáticos.

Punto de encuentro: Plaza del Conde del Valle de Súchil

Precio: el que tú quieras

Para participar  solo tienes que enviar un email a  a.garcia@planve.es indicando nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar.

chamberi octubre 2016 def

Conoce el mercado de San Fernando

Esta semana en nuestra visita “Madrid de los Barrios Bajos” pasamos junto al Mercado de San Fernando ¿Quieres conocerlo?

Situado en un solar del que formara parte el colegio del cercano edificio de Escuelas Pías antes de su incendio (hoy biblioteca de la UNED), y muy cerca del emplazamiento del antiguo Hospital de los Aragoneses, el Mercado de San Fernando formó parte de la red de mercados de abastos que se fundaron tras la guerra del 36 como el mercado de Antón Martín, el de Maravillas en Tetuán o el mercado de San Antón en el barrio de Chueca.

Durante la II República ya existía el Plan General de Mercados que quedó paralizado durante la guerra, momento en el que en Lavapiés se creó un mercado al aire libre en la Plaza de la Corrala.

 En realidad, los mercados de abastos surgieron en Madrid en el siglo XIX tras la puesta en marcha de las leyes higienistas para prevenir los riesgos entre la población del consumo de alimentos de la venta ambulante. Eran instalaciones cerradas, cubiertas normalmente, donde se vendían productos perecederos como el pescado, la carne, frutas, pan o lácteos, pero también flores y  productos artesanos. Los primeros tres mercados de abastos  que se levantaron en aquel entonces fueron el de la Cebada, el mercado de Monteses y el de la Paz.

El mercado de San Fernando se fundó como Mercado Municipal de Embajadores en 1944, diseñado por el madrileño arquitecto Fernández Shaw (1896-1978), proyectista de otras obras en Madrid como los edificios Titanic de la Avenida Reina Victoria o la iglesia de Nuestra Señora Parroquial en Tetuán.

Volviendo al Mercado de San Fernando, nos recuerda a la antigua arquitectura palaciega de Los Austrias, de ladrillo visto, granito y cubiertas con chapitel en las dos torres como vemos en el centro de Madrid y que tanto gustara en época franquista, pero en su interior vemos un mercado que se distribuye en tres plantas sobre hormigón, con tres bóvedas rebajadas y longitudinales que permiten la iluminación y ventilación de todo el espacio.

 A lo largo de su historia, el mercado ha sufrido transformaciones, la más significativa en 2007 con la instalación en su segunda planta del Centro de Atención Primaria de Lavapiés. Tras un periodo de cambios y restauraciones, en 2010 los pocos comerciantes que aún quedaban y los nuevos que llegaron comenzaron a anunciar pequeñas actividades para la reactivación del espacio, las actividades comerciales y el consumo local, gestionando el mercado en igualdad para el disfrute de todos los vecinos y vecinas de Embajadores.

Como mercado enfocado a la vida cotidiana del barrio, el Mercado de San Fernando cuenta con puestos de productor ecológicos, artesanía y regalos, venta de libros al peso, comida japonesa o un puesto donde podrás disfrutar de una buena cerveza artesana entre otras cosas.

Si quieres conocer más, esta es su web: http://www.mercadodesanfernando.es/

mercado-municipal-de-san-fernando-lavapies-madrid-puerta-principal

Visita guiada Madrid de los Barrios Bajos 9 y 10 de septiembre

Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

Viernes 9 y sábado 10 de septiembre a las 21:00

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer. 
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver, 
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

visita lavapies septiembre 2016

Madrid de pluma y tintero


Madrid de pluma y tintero.

Un recorrido por el Madrid creativo y literario.
Sábado 3 y Domingo 4 a las 11:00

En un lugar de esta Villa de cuyo nombre sí quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivían poetas de tintero y pluma, comediantes de ingenio avispado, musas de lengua audaz. Visita con PlanVe el Madrid más inspirado y conoce la importancia de la palabra en la Villa y Corte, su literatura, sus escritores, sus musas, los lugares donde se fraguaban los rumores, las comedias, las novelas, la literatura oral y las obras maestras.

Punto de encuentro: Plaza de Santa Ana

Precio: el que tú decidas

Para inscribirte sólo tienes que mandar un mail a a.garcia@planve.es con tu nombre,  apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día que quieres participar.

madrid literario septiembre

El fantasma de El Rastro y el olvidado incendio del teatro Novedades.

Esta semana volvemos con una visita que causa interés a aquellos amantes de lo sobrenatural. Fantasmas, como las meigas, “haberlos haylos”, eso sí, en Madrid mucho más castizos, está claro.

En la visita “Lavapiés fantasmal” hacemos un recorrido por algunas de las calles de este barrio donde habitaron (o habitan) seres sobrenaturales, pero sabemos que hay muchos más.  Madrid está plagado de leyendas truculentas, historias de duendes y espectros, algunos muy viejos como el famoso fantasma de la calle Santa Ana, muy cerquita de Lavapiés. ¿Queréis saber su historia?

Cuenta la leyenda que el fantasma de la calle Santa Ana, más conocido como el fantasma de El Rastro fue un viejo curtidor de pieles que murió en la famosa calle donde hoy ponen el Rastro volcando su carreta cuando volvía de orear sus pieles de la ribera. Del fantasma se sabe que se le aparecía a las gentes del barrio en los tejados y asomándose por las ventanas, pero era un fantasma tan inofensivo y afable que pronto todo el vecindario de Embajadores se acostumbró y convivió con él sin problema alguno. Es más, dicen que tan famoso se hizo que incluso las beatas de la zona iban a la calle Santa Ana a rezarle y a pedirle su intercesión en los momentos en los que las plagas se apoderaban de la villa de Madrid.

Poco a poco el viejo fantasma de El Rastro fue desapareciendo y no se supo de él hasta el 23 de septiembre de 1928, fecha en la que aconteció una de las historias más siniestras de Madrid, el olvidado incendio del Teatro Novedades de la calle Toledo.

Cuentan que el escabroso incendio tuvo lugar días después del estreno de uno de los sainetes más populares de Madrid, “La mejor del puerto”, en el que la fatalidad hizo que ardiera una instalación eléctrica un domingo en el que la platea estaba a rebosar. El horror y el esperpento se apoderaron del teatro, ardiendo en llamas primero la parte alta de los decorados y por extensión, el resto del recinto.

Al grito de ¡fuego, el teatro está ardiendo! todo el mundo quiso escapar. Empujones, gritos y una espesa humareda dejó a los allí presentes sin luz ni aire para respirar. Cuentan que durante estos minutos de pavor hubo quien pudo escapar pero días después del suceso se contabilizaron centenares de contusionados, heridos y  la espeluznante cifra oficial de sesenta y cuatro muertos que probablemente fueran más, la mayoría muertos por aplastamiento, ahogamiento y otros tantos a navajazos, señal inequívoca de desesperación entre la muchedumbre.

Cuentan que a partir de aquel incendio se volvió a ver por esta misma zona al viejo fantasma de El Rastro, esta vez no estaba solo, aparecía junto a las voces y sombras del fatídico incendio del teatro Novedades.

Hoy poco se sabe del teatro y del fantasma, aunque hay quien dice que se deja oír en su antigua vivienda de la calle Santa Ana.

teatro-novedades-2

Visita guiada Lavapiés fantasmal 29 y 30 de julio


Lavapiés fantasmal

Viernes 29 y sábado 30 de julio a las 21:30

Al caer la noche el barrio de Lavapiés se llena de fantasmas. Voces de ultratumba que hablan del pasado, macabras historias de espectros que deambulan por las calles y edificios del barrio más castizo de Madrid. Emparedados, gritos y esferas de fuego que un día cruzaron cerca de sus calles y nos han dejado todo tipo de leyendas truculentas. Si quieres saber más, conoce con PlanVe nuestro Lavapiés más fantasmal.

Punto de encuentro: Estatua de Tirso de Molina en la Plaza de Tirso de Molina

¡Por el precio que´tú decidas!

Si quieres participar, sólo tienes que enviar un email a info@planve.es con tu nombre, apellidos, teléfono de contacto, número de acompañantes y el día en el que quieres participar.

visita lavapies fantasmal julio 2016 planve

Ruta guiada Madrid de pluma y tintero

Madrid de pluma y tintero.

Un recorrido por el Madrid creativo y literario.

Sábado 11 y Domingo 12 a las 11:30

En un lugar de esta Villa de cuyo nombre sí quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivían poetas de tintero y pluma, comediantes de ingenio avispado, musas de lengua audaz. Visita con PlanVe el Madrid más inspirado y conoce la importancia de la palabra en la Villa y Corte, su literatura, sus escritores, sus musas, los lugares donde se fraguaban los rumores, las comedias, las novelas, la literatura oral y las obras maestras.

Punto de encuentro: Plaza de Santa Ana

Precio: el que tú decidas

Para inscribirte sólo tienes que mandar un mail a a.garcia@planve.es con tu nombre,  apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día que quieres participar.

cartel madrid literario junio

Próximas visitas

    Categorías