Visita Las mujeres del MAN sábado 4 y domingo 5 de marzo

Las mujeres del Arqueológico

   Sábado 4 de marzo a las 17: 00 y domingo 5  a las 11:00

De la Prehistoria al siglo XX pasando por civilizaciones como Grecia, Roma o Egipto, las mujeres del Museo Arqueológico tienen mucho que contar. Las mujeres y el poder, la femineidad estereotipada de la Edad Media o la representación de las mujeres en el ámbito doméstico, son sólo algunos temas que podremos encontrar contemplado algunas de las piezas del Museo Arqueológico Nacional.

Si quieres participar en esta visita al MAN solo tienes que mandar un email a v.solano@planve.es indicando tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar. El aforo es limitado,importante esperar confirmación. ¡No te lo pienses!

¡Por el precio que tú decidas!

arqueologico femenino marzo 2017

Grandes intrigantes y corruptos

Grandes intrigantes y corruptos

Últimamente se oye mucho hablar de lo revuelto que está el mundo, pero ¿es que alguna vez hubo sosiego? Aprovechando la visita de este próximo fin de semana “Intrigas y Misterios del Viejo Madrid” hoy os proponemos un pequeño (y nada exhaustivo) recordatorio de las intrigas políticas más famosas del periodo de los Austrias (apréciese que estamos acotando época y repercusión mediática, pues cualquier pretendido registro queda irremediablemente escaso). Aquí os dejamos las tramas:

Felipe II y el infante Don Carlos, también conocida como “Cría cuervos y te sacarán los ojos”, o “No te fíes ni de tu padre”. Y es que toda historia tiene siempre como poco dos puntos de vista.

Felipe II se casó a la edad de 16 años con su prima por partida doble, María Manuela de Portugal. Dos años despúes nacía su hijo Carlos. La muerte de su madre a causa del parto y la ausencia continua del monarca por su deberes de gobierno, hicieron que el infante se criará bajo la supervisión de familiares cercanos que le mimaron en exceso. Se decía que tenía un carácter impulsivo, caprichoso y violento que se relacionan con problema mentales fruto de la endogamia y de una salud debilitada por la malaria padecida a los 11 años, la misma enfermedad que le había dejado cojo y encorvado, y le había agriado aún más el carácter. Se tiene cuenta de numerosos episodios que demuestran su sadismo y crueldad. Se dice que mandó cegar a los caballos de su caballerizas, y azotar a los sirvientes por diversión. Un día que perseguía a una criada, se cayó del caballo y tuvieron que practicarle una trepanación. El carácter del príncipe empeoró. Además ambicionaba que se le concediera mayores poderes y responsabilidades. Felipe II acabó cediendo a sus pretensiones y le nombró miembro del Consejo de Estado, pero eso no aplacó a Don Carlos, que se dio cuenta de que el nombramiento no tenía ninguna trascendecia política, ya que su padre tomaba directamente todas las decisiones. A partir de 1567, Don Carlos se vuelve más inestable y parece ser que se puso en contacto con los rebeldes flamencos para huir de palacio y deponer a su padre. Pero la noche del 18 de enero de 1568, Felipe II acompañado de sus guardias entró en los aposentos se su hijo y le detuvo. El arresto enloqueció más a Don Carlos y seis meses después moría a la edad de 23 años. Las conjeturas se dispararon. Para algunos la muerte del príncipe fue ordenada por su padre. Otros desmienten cualquier implicación del rey, quien de hecho había ordenado que no se le facilitasen ni cuchillos, ni tenedores pues temía que intentara suicidarse.

El rey, el secretario y la amante, adaptada al cine como La Conjura de El Escorial. El 31 de marzo de 1578 Don Juan de Escobedo , secretario de Don Juan de Austria, salía del Palacio de la Princesa de Eboly tras una cena y fue asaltado por un grupo de sicarios que acabaron con su vida. Sus familiares denunciaronn a Antonio Pérez, secretario de Estado y hombre de la máxima confianza de Felipe II, de estar detrás del asesinato. Antonio Pérez. hombre inteligente y astuto, era por entonces uno de los hombres más poderosos del reino, pero también era excesivamente ambicioso. Formaba junto con otros nobles, incluida la Princesa de Eboly, el grupo de “los palomos”, aquellos que abogaban por tener mano izquierda con los rebeldes flamencos para poder llegar a una solución. “Los halcones”,por el contario, apostaban por actuar con dureza. Felipe II, mantuvo una actitud ambivalente y nombró como gobernador de Flandes a su hermano Don Juan, conocido hombre de guerra, pero también gran diplomático. Don Juan reunió pruebas que demostraban que los consejos de Antonio Pérez no eran meramente estratégicos , sino que en ellos había intereses personales y envió a Juan Escobedo a Madrid para informar al rey. Antonio Pérez temeroso de las consecuencias que podrían tener tales revelaciones, organiza con Ana Mendoza , Princesa de Eboly el asesinato de Escobedo. Un año más tarde serán detenidos acusados de traición.

El Duque de Lerma o “Entre pillos anda el juego, y es que Don Francisco de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma y su camarilla marcarían toda una época. El Duque de Lerma fue el valido de Felipe III, de quién su padre ya intuía su escasa valía para el gobierno ,y que más aficionado a las artes, el teatro y la caza, delegó el gobierno de sus reinos en el Duque de Lerma, que a su vez se rodearía de una serie de hombres de confianza extendiendo su red clientelar por todo el territorio. Su brazo derecho sería Don Rodrigo de Calderón. Lerma se haría inmensamente rico a base de la venta de cargos públicos, el tráfico de influencias y demás corruptelas que incluyó el cambio de capitalidad de Madrid a Valladolid en una magnífica operación especulativa que le reportó beneficios tanto en Valladolid, donde compró tierras seis meses antes del traslado de la capital, como en Madrid, donde volvió a reasentar la capitalidad tras recibir generosas sumas de las autoridades madrileñas y proceder a la misma operación especulativa. Pero la acumulación de poder levantaría las suspicacias de otros nobles . La propia reina Margarita estaba en contra del exceso de poder acumulado por Lerma. Las continuas presiones hicieron que finalmente el rey cediese a abrir una investigación, que fue revelando el entramado de corruptelas e irregularidades. Para evitar la prisión el Duque de Lerma solicitó a Roma el capelo cardenalicio, y se hace entonces popular la cantinela «Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, se vistió de colorado». Su brazo derecho Don Rodrigo de Calderón, no tuvo tanta suerte, fue detenido y acusado de todos los delitos posibles, hasta de haber provocado la muerte de la reina Marguerita mediante brujería. Murió ahorcado en 1621.

El asesinato del Conde de Villamediana, o De como el que juega con fuego se quema”. Juan de Tassis y Peralta, Conde de Villamediana, fue uno de los personajes más conocidos de su época. Temerario y mujeriego adquirió pronto una reputación de libertino, amante del lujo, de las piedras preciosas, los naipes y los caballos, y llevó una vida desordenada de jugador, alcanzando una reputación de adversario temible sobre el tapete por su gran inteligencia. Aunque tenía una buena posición en la Corte como Correo Mayor del Rey, sus excesos le valieron dos destierros, aparte de por haber arruinado a varios caballeros importantes, también por sus fortísimas sátiras en las que disparaba sin piedad a todos los Grandes de España. No se frenaba ante nada , ni ante nadie y se cuenta incluso que tuvo la osadía de flirtear con la reina, la cual parecía estar encantada con el juego. Así, en una ocasión en que con motivo de unas fiestas el Conde participaba en un espectáculo de Toros y Cañas presidido por los reyes, la reina alabó las habilidades Villamediana , señalando al rey lo bien que picaba el conde, a lo que el rey repuso: “Pica bien, pero pica muy alto”.

No es de extrañar pues que habiéndose buscado tantos enemigos con sus sátiras, y “picando tan alto” acabara teniendo mucha gente a su alrededor que si no deseaba su muerte, tampoco la lamentaría. El 21 de agosto de 1622, cuando iba acompañado en su coche del Conde de Haro, fue atacado a plena luz del día por unos hombres a cara descubierta, lo que hizo pensar que el atrevimiento se debía a que bien sabían los autores que no serían ajusticiados, (de hecho nunca fueron apresados) lo que llevo a decir que el propio monarca Felipe IV estaba implicado. El hecho causó sensación, y todos los poetas famosos se aprestaron a escribir sobre el conde, empezando por su amigo Luis de Góngora, quien atribuyó al rey la orden, continuando por Juan Ruiz de Alarcón, que lo acusó de maldiciente, e incluso Quevedo, que lo achacó a alguna venganza.

Fernando de Valenzuela , el duende de Palacio. De origen humilde, Fernando de Valenzuela entró al servicio de Carlos II, como caballerizo, pero pronto demostró sus dotes para ganarse la confianza de la gente , lo que le convirtió en el conocedor de todos los rumores y cotilleos de la Corte y le valió el mote de “el duende de Palacio”. Fue esa habilidad para proporcionar información lo que le convirtió en el favorito de la reina madre Mariana de Austria, que le fue reportando cada vez más cargos de poder, hasta convertirle en el nuevo valido de la monarquía hispánica. Al igual que sus antecesores Fernando de Valenzuela vendería cargos y acumularía riquezas, pero dos cosas le diferenciaban de sus antecesores, su origen modesto y su populismo. Valenzuela era hijo de un capitán de los tercios españoles, no procedía de la nobleza, lo que despertó las suspicacias de esta. Además procedió a una política de control de los precios de los productos básicos por una lado, y de recuperación de los espectáculos populares y la fastuosidad de la corte. Un accidente aceleraría su caída. Estando de caza, Carlos II hirió sin intención a Valenzuela. Sumamente impactado y afectado por el incidente, el rey quiso compensar a Valenzuela y le nombró Grande de España y le otorgó más poderes y prebendas. Fue la gota que colmó el vaso. Los nobles se organizaron y Valenzuela tuvo que refugiarse en el Monasterio de El Escorial, donde a pesar de haberse acogido a la protección religiosa fue apresado.

Si quieres conocer con más detalle alguna de estas historia, y muchas otras no te pierdas la ruta “Intrigas y Misterios del Viejo Madrid”.

las manos de la avaricia

Intrigas y Misterios del Viejo Madrid

 Intrigas y Misterios del Viejo Madrid

 Sábado 25 y  Domingo 26 a las 11:00

¿Quieres escuchar? Voces de antaño susurrándote al oído sus secretos. Algunas fantasiosas, otras misteriosas, pero todas parte de un pasado que vuelve para hacerse oír en cada rincón de la ciudad: Leyendas negras, macabros sucesos, misterios no resueltos y fenómenos sobrenaturales que incluso hoy, escapan a nuestra razón…

¡Atrévete a conocer los secretos que esconde el Viejo Madrid!

Lugar: Plaza de La Encarnación, frente al Convento. Ópera (línea 2,5 y ramal

Precio: el que tú decidas
Para inscribirte  solo tienes que escribir un email a a.garcia@planve.es con tu nombre, apellidos, teléfono de contacto, número de acompañantes y día en que quieres participar . Las plazas son limitadas.
intrigas y misterios febrero 2017

Arturo Barea y Lavapiés

Si resuena el Avapiés en mí, como fondo sobre todas las resonancias de mi vida (…). Allí aprendí todo lo que sé, lo bueno y lo malo. A rezar a Dios y a maldecirle. A odiar y a querer. A ver la vida cruda y desnuda tal como es. Y a sentir el ansia infinita de subir y ayudar a subir a todos al escalón de más arriba… Escribió el autor del libro La forja de un rebelde.

Arturo Barea (Badajoz 1897-Faringdon, Inglaterra 1957), es uno de los grandes escritores del siglo XX españoles y pronto pondrá nombre a una plaza en Lavapiés. ¿Dónde? Muy cerca del lugar donde estudió hasta los 13 años, las Escuelas Pías de San Fernando, un convento y colegio fundado en 1729 por la Orden de los Escolapios del que sólo nos queda la iglesia, hoy sede de la biblioteca de la UNED en Lavapiés.

Arturo Barea es uno de los escritores más reconocidos de los últimos tiempos, sin embargo olvidado por el régimen franquista, al que pronto rendirá homenaje la ciudad de Madrid igual que lo hiciera él durante su exilio en Inglaterra en la primera obra de su trilogía La forja de un rebelde. La forja forma junto a La ruta y La llama, una de sus mejores novelas y en ella desgrana con auténtico esmero algunos de los momentos de su vida en Lavapiés.

Barea llegó a Madrid como tantos otros extremeños junto a su madre viuda y sus hermanos en busca de una vida nueva y siendo su madre lavandera en el Manzanares, pudo acceder a las Escuelas Pías de San Fernando gracias al apoyo de sus tíos, mientras él y su familia vivían en una humilde buhardilla en la calle de las Urosas, hoy calle Luis Vélez de Guevara, junto a la antigua Plaza del Progreso, actual Tirso de Molina.

Barea escribió La forja de un rebelde durante su exilio en los años cuarenta, se publicó en inglés y fue su esposa quien tradujo la obra al castellano porque el manuscrito se perdió, y a pesar de la maestría en sus palabras, no fue hasta 1978 que pudiera ver la luz en España  por primera vez.

Barea narra la infancia y adolescencia de un joven de Madrid y los crudos momentos que vivió Madrid durante el asedio, viendo arder aquella escuela que le vio crecer.

 (…)mi vieja escuela estaba ardiendo. Me fui rápidamente, calle del Ave María abajo, y me encontré a Aurelia y los chicos en la calle, mezclados con los vecinos. Me recibieron a gritos. (…)Veinte vecinos comenzaron a la vez a darme explicaciones: los fascistas habían disparado sobre las gentes desde las torres de las iglesias y las gentes las habían asaltado. Todo ardiendo…

 En Julio del 36, Lavapiés fue uno de los escenarios donde se vivió con mayor virulencia el conflicto por ser un barrio obrero de encuentro entre anarquistas, cenetistas, y sindicalistas. Cuentan que corrió el rumor por Lavapiés de que varios falangistas se habían atrincherado en el interior de la escuela y desde allí disparaban a los transeúntes.  Éstos se organizaron para incendiar el interior y es así como narra Barea el terrible suceso:

La escuela Pía estaba ardiendo por dentro. Parecía como si hubiera sido sacudida por un terremoto. La larga fachada de la calles del Sombrerete, con sus cien ventanas correspondientes a las clases y a las celdas de los padres, estaba lamida por lenguas de fuego que surgían a través de las rejas. La fachada principal estaba derruida, una de las torres caída, el atrio de la iglesia demolido.”

Si paseáis por Lavapiés, fijaos en las placas identificativas  que el colectivo La liminal ha colocado en reconocimiento a Barea por todo el barrio.

https://www.laliminal.com/mapa-de-placas-arturo-barea

Pronto tendremos la plaza dedicada a Arturo Barea en lo que hoy popularmente se llama La Corrala.

Mientras tanto, si quieres conocer otros lugares e historias sobre Lavapiés y el Rastro, te invitamos a participar en la visita del próximo fin de semana “Madrid de los barrios bajos”.
¡Te esperamos!

barea2

Visita guiada Madrid de los barrios bajos Sábado 18 de febrero

Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

 Sábado 18 de febrero a las 11:00 y 17:00 

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer. 
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver, 
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

barrios bajos febrero 2017

La Inclusa de Madrid

Estamos tan acostumbradas a pasear por Madrid y reconocer lugares tan emblemáticos como Sol, que a veces se nos olvida que una plaza tan  famosa a la que le dio nombre una antigua puerta, un día fue un olivar y después solar de edificaciones que de ellas poco o nada quedan.

En la visita de este fin de semana finalizamos el recorrido hablando de algunas de estas construcciones como la del antiguo convento de la Victoria de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Angustias, más conocida como el hospital de Nuestra Señora de la Inclusa, una casa de recogida para niños expósitos en la calle Preciados fundada en 1572.

Dicen que la Inclusa recogió a muchos bebés abandonados en el torno de  la cercana parroquia de San Ginés, en el del Manzanares o en el de la Inclusa misma, una pequeña ventanita tras la que una monja esperaba para encargarse de los recién nacidos.

Muchas fueron las causas que llevaron a algunas madres a abandonar a sus hijos. La miseria, la enfermedad, los hijos ilegítimos o la soltería fueron motivos que propiciaron la única opción de garantía para la supervivencia de sus hijos: La Inclusa. Las cifras sitúan en 74 el número de niños acogidos en 1583, elevándose entre 300 y 700 niños a comienzos del siglo XVII. La primera Inclusa fue financiada con los donativos del teatro del Príncipe y de la Cruz en el barrio de las Letras o de las corridas de toros, en función de los ingresos de taquilla y después fue financiada con impuestos gestionados por la propia Corona.

En el tránsito de los siglos XVIII al XIX llegaron casi a los 1500 niños acogidos al año. Cuando la Inclusa de Sol se quedó pequeña y obsoleta, se trasladó a la calle del Soldado (hoy  Barbieri), después estuvo un tiempo en  la calle Libertad y finalmente se instaló en la calle Embajadores, junto al colegio de la Paz, un lugar donde se recogían a todas aquellas niñas menesterosas y la Casa de la Maternidad.

Durante todo el siglo XIX las cifras se mantuvieron entre 1600 y 1800 niños y niñas, aunque con algún pico que rozó casi los 2000. En las dos primeras décadas del siglo XX hay años como 1915 y 1916 en que se llegaron a recoger a casi 1700 niños para luego ir descendiendo muy lentamente. En la Inclusa de Lavapiés nos encontramos nombres como el de Eloy Gonzalo, un soldado en la guerra de Cuba a quien Madrid le hizo honor a sus hazañas en la plaza de Cascorro en El Rastro.

 En 1929 la Inclusa definitivamente se trasladó a la calle O´Donnell en el solar de lo que hoy es el actual hospital Materno Infantil. Entre 1963-1982 a pesar del descenso, se recogieron casi 600 niños y en 1982, aún 114, una cifra que demuestra que el problema del abandono de niñas y niños seguía existiendo.

Es importante señalar que hasta finales del siglo XIX el amamantamiento fue la única forma de criar a los niños y ante la incapacidad de muchas mujeres, la mejor opción fue poner a disposición de esta institución a sus hijos para que esta se hiciera cargo de su alimentación. Quizás la parte cruel de esta historia residiera en el hecho de que para que la Inclusa pudiera cumplir su papel social de crianza, hubo un tiempo en que no servía con solicitar este auxilio a la Administración sino que los niños debían ser abandonados, cuanto antes, mejor, pués así había más garantía de supervivencia.

Concluyendo esta entrada, no podemos pensar que el ingreso a la Inclusa fue el fin de los problemas. Dentro de la Inclusa fallecieron muchos niños, algunos del propio estado de abandono, por enfermedades congénitas, niñas prematuras, por discapacidad, pero otras por enfermedades infecciosas contraídas en el propio hospicio.

Además, hasta finales del siglo XVIII los niños de la Inclusa no pudieron acceder al ejercicio de oficios civiles de adultos hasta que Carlos IV dictó una cédula donde los consideraba “integrantes de la clase social de hombres buenos del estado llano, sin diferencia con los demás vasallos de la clase”.

inclusa

Visita guiada Los otros madrileños 11 y 12 de febrero

“Los otros madrileños”

Sábado 11 y domingo 12 de febrero a las 11:00

Entre la norma y la desviación, la legalidad y la subsistencia, la decencia y el defecto, Madrid ha dado cobijo a menesterosos, recogidas, sabandijas, chirriones… que han formado parte activa en la configuración y consolidación de la historia social de nuestra ciudad. “Los otros madrileños” es una visita que habla de la desigualdad social, de las leyes  de la “mala pinta”, del abandono, del hambre, de lo diferente. Pero también de la creación de redes vecinales y gremiales, de la asistencia al marginado, de la resistencia popular  a los embistes y avatares a lo largo de los siglos de esta gran ciudad. 

Punto de encuentro. Estatua de Felipe IV a caballo en la Plaza de Oriente.

¡Por el precio que tú decidas!

Si quieres inscribirte sólo tienes que escribir un mail a v.solano@planve.es con tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar ¡Te esperamos!

los otros madrileños febrero 2017

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Chamberí Aristocrático, el Triángulo de Oro

Sábado 4 y Domingo 5 a las 11:00

En el siglo XIX aristócratas y burgueses atraídos por el dinamismo de Chamberí, se trasladaron al barrio de Almagro y encomendaron a los arquitectos más reconocidos del momento la construcción de bellos palacetes y edificios de pisos llenos de originalidad. El resultado constituye hoy un auténtico museo de arquitectura. Un escenario perfecto para la representación de un momento histórico lleno de contradicciones entre la tradición y la modernidad, entre el conservadurismo y la libertad. No en vano en este barrio, en forma de triángulo ,se pueden contemplar bellas iglesias, recordar a las primeras mujeres universitarias, acercarse a la casa de un pintor, evocar la práctica del juego de pelota, y sobre todo descubrir los entresijos sociales y políticos que esconden sus hermosas fachadas.

Punto de encuentro: Paseo General Martínez Campos, 14

Por el precio que tú decidas

Para inscribirte escribe un email a a.garcia@planve.es  con tu nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

Chamberi 2 febrero 2017

¿Sabías que….. (especial Chamberí)

¿Sabías que….. (especial Chamberí)

 

…. la primera iglesia que se construyó en el barrio se hizo gracias al apoyo de los vecinos?

El crecimiento desordenado de Chamberí hizo que en la primera mitad del siglo XIX la zona contara con un número importante de habitantes, pero sin infraestructuras ni servicios. Los vecinos, echaban en falta incluso la presencia de una parroquia. Fue así como en 1839 se promueve la construcción de un templo por una asociación religiosa de vecinos que se llamaba Santa Teresa y Santa Isabel. Para lograr sus objetivos los feligreses no solo hicieron donativos, sino que comenzaron una campaña de recaudación de fondos que incluía la organización de obras de teatro, corridas de toros y recogida de limosnas en la Puerta del Sol. Así, en 1842 se comenzó a construir la primera iglesia parroquial del barrio. Los esfuerzos de los vecinos por conseguir levantar la parroquia no quedaron ahí. Muchos de los obreros que trabajaron en sus obras, eran vecinos del barrio. Muchas industrias del barrio donaron los ladrillos e incluso Ramón Bonaplata, industrial catalán afincado en Chamberí, donó los hierros y los bronces. La iglesia logró terminarse en 1856. A nivel artístico, no es que el templo sea especialmente atractivo y hasta una de las torres les quedó torcida, pero los vecinos consiguieron tener su propio templo.

…. antes de barrio, Chamberí fue camposanto?

Antiguamente la gente era enterrada en la parroquia a la que pertenecía, pero la epidemia de peste de Pasajes (Guipúzcoa) en 1781, causada por el «hedor intolerable que se sentía en la Iglesia Parroquial de multitud de cadáveres enterrados en ella», fue el detonante para que Carlos III dispusiera en 1787 la construcción de los cementerios fuera de las poblaciones. Debía escogerse un lugar aislado, apartado de la población y bien ventilado. Las disposiciones de Carlos III tardaron en hacerse realidad, y sería José I quien mandaría construir el primer cementerio de Madrid fuera de la ciudad en 1809 en la zona que hoy comprende Arapiles. Irónicamente, su ubicación fue muy criticada porque siendo su misión mejorar la salubridad y el aire de Madrid se eligió como lugar una zona excesivamente cercana al núcleo urbano y además en el norte, desde donde soplaba con frecuencia el viento trayendo los olores del cementerio al resto de la villa.

…. los templarios fueron los primeros propietarios de estas tierras?

Pues sí, durante la Edad Media estos terrenos que hoy conocemos como Chamberí pertenecieron a los Templarios hasta que en el siglo XIV desapareció la orden por orden del papa Clemente V y pasaron a pertenecer parte de ellos, al vecino municipio de Fuencarral, y otra parte a Madrid. Se trataba de un amplio terreno boscoso donde los reyes solían acudir a cazar.

…. en Chamberí se encuentra la primera sinagoga levantada en la capital tras la expulsión de los judíos en 1492?

Está en la Calle Balmes, y lo más curiosos es que se inauguró en 1968, en plena dictadura, al amparo de la tímida ley de libertad religiosa que había aprobado el gobierno franquista en 1967. La ley era enormemente restrictiva, pero permitió a los judíos tener su propio templo. Los judíos habían comenzado a regresar a España a finales del siglo XIX. Desde entonces habían realizado sus oficios religiosos siempre en casas privadas. En Madrid , en una casa privada cerca de la plaza Santa Ana , pero esta de Chamberí fue la primera sinagoga propiamente dicha.

…. Chamberí cuenta con su propia fiesta de sanfermines?

Y es que la comunidad navarra de Madrid y todo los que se les quieran sumar, se reúnen cada 6 de julio víspera de San Fermín, en la Iglesia de San Fermín de los Navarros (calle Eduardo Dato) para celebrar un chupinazo alternativo y hacer un poquito más llevadero el encontrarse a 400 kilómetros de Pamplona. Luciendo el tradicional blanco y pañuelos rojos al cuello, más de mil personas se reúnen todos los años para disfrutar de música, bailes, vino y chistorra.

….la glorieta de San Bilbao se conoció como la glorieta del guá?

El gua es un juego infantil que consiste en meter canicas en un hoyo y el hoyo recibe este nombre “guá”. El apodo lo recibió la plaza debido a los muchos obuses que cayeron aquí durante la Guerra Civil, y es que desde 1919 con la construcción de una estación de metro sumado al aumento de autobuses y tranvías que llegaban aquí, la Glorieta de Bilbao se había convertido en el otro centro neurálgico de la ciudad, cercano a cualquier sitio, a medio camino entre Chamberí y Sol.

…. debajo de su suelo a tan solo 20 metros hay una mina?

Madrid no es Asturias, ni León, pero en 1963 Marcelo Jorissen, director de la Escuela de Ingenieros de Minas de Madrid, pensó que esto no tenía por qué ser un impedimento para que sus estudiantes pudieran realizar sus prácticas, e ideó la construcción de una mina de carbón para que los alumnos además de la teoría, pudieran ejercitarse mediante la simulación de casos prácticos de construcción y entibación o sujeción interior de una explotación subterránea. Al fin y al cabo la ingeniería se basa en el principio de que allí donde no llega la naturaleza puede llegar el ingenio humano. Hoy, esta mina, se ha convertido en un museo abierto a todos los públicos.

…. tienes la oportunidad de conocer más sobre Chamberí ?

Sí, con la ruta de PlanVe de este fin de semana ( 28 y 29 de enero) Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chísperos”

sabias que chamberi

Ruta Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Chamberí, casticismo madrileño entre burgueses y chisperos

Sábado 28 y Domingo 29 a las 11:00

Sinónimo de casticismo madrileño, pero con una historia relativamente reciente. Con una arquitectura rica y aristocrática, pero barrio de orígenes humildes. Fuente de vida y dinamismo pero cuna del Madrid más fúnebre. Lleno de bares y restaurantes, pero con un pasado artesano e industrial… Chamberí esconde una Historia rica en contrastes y sabores. En esta ruta os proponemos descubrir los orígenes del barrio, la vida cotidiana de las personas que lo habitaron y algunas de sus anécdotas más famosas paseando por alguno de sus espacios más emblemáticos.

Punto de encuentro: Plaza del Conde del Valle de Súchil

Precio: el que tú quieras

Para participar  solo tienes que enviar un email a  a.garcia@planve.es indicando nombre, apellidos, número de acompañantes, un teléfono de contacto y día en que quieres participar.

visita chamberi 1 enero 2017

1234519

Próximas visitas

    Categorías