Visita guiada Grandes Civilizaciones 21 y 22 de mayo

Grandes Civilizaciones: Egipto, Grecia y Roma.

 Sábado 21 a las 17:30 y domingo 22 de mayo a las 11:30

Hace miles de años entorno al área del Mediterráneo diferentes pueblos alcanzaron un nivel de organización social que todavía hoy a través de sus manifestaciones artísticas y culturales nos deja asombrados. Sus creencias, pensamiento y filosofía, sus avances tecnológicos y científicos están en las raíces de nuestra propia Historia. Te invitamos a desentrañar los misterios del Egipto faraónico, a conocer los orígenes de la civilización occidental a través de la Grecia Antigua y a asombrarte con la capacidad de organización y pragmatismo que un pequeño pueblo del Lacio desarrollo hasta convertirse en el gran Imperio Romano.

Si quieres participar sólo tienes que enviar un email a v.solano@planve.es con tu nombre, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas.

¡Por el precio que tú decidas!

grandes civilizaciones mayo 2016 planve

Felipe El Animoso y el duende de El Retiro

Nos remontamos a finales del siglo XVIII, cuando en España reinaba Felipe V, conocido por muchos como “El Animoso” o “Rey Loco” por sus frecuentes cambios de humor y su posible trastorno bipolar. En aquel entonces El Retiro era un auténtico vergel, protagonista indiscutible de todo un complejo palaciego de recreo que su sucesor Felipe IV se había montado para el disfrute de lujos y placeres en los  meses de descanso. Dicen que a Felipe V nunca le había gustado este lugar, pero tras el incendio del famoso Alcázar, no tuvo más remedio que trasladar su residencia habitual al Palacio del Buen Retiro y vivir allí por mucho tiempo.

Nos podemos imaginar al monarca disfrutando de los paseos en barca por el río artificial que conectaba con el famoso estanque o escuchando las magníficas serenatas del mismísimo Farinelli que había sido contratado para ahuyentar su depresión. Y es que El Retiro debía ser un increíble jardín de avenidas, estanquillos y de espacios florales muy beneficiosos para su enfermedad.

En este contexto debemos situar a nuestro auténtico protagonista. Nuestro duende. Dice la leyenda que el monarca quedaba embelesado de la rapidez con la que muchas de sus plantas crecían de la nada jornada tras jornada. Al principio pensó que era fruto de un milagro, después, obra de un pequeño duende, aunque hay quien pensara que más bien era fruto de su inestabilidad mental. Hay que recordar que el rey Felipe V a veces creía que el sol le atacaba o decía ser una rana, con lo cual, la historia del duende no quedaba lejos de sus invenciones. Pero su suerte llegó cuando algunos de sus jardineros confirmaron el prodigio de ver crecer plantas de la nada. Hay quien incluso llegó a ver también al duende. ¿Realidad? ¿Incondicionalidad al monarca? Nunca sabremos si todo esto fue invención o en realidad el duende siempre estuvo allí, aunque sólo unos pocos le vieran y le dejaran escapar.

Hoy podemos disfrutar del famoso duendecillo que hacía brotar día a día la primavera, sobre una de las jaulas de la antigua Casa de Fieras. Es obra de José Noja que lo inmortalizó en la década de los 80. ¿Queréis conocerlo?

dsc_0488

Visita Secretos e historias de los jardines del Buen Retiro 14 y 15 de mayo


Secretos e historias de los jardines del Buen Retiro

sábado 14 de mayo a las 17:30

 domingo 15 de mayo a las 11:30 

Hablar de estos jardines es contar la historia de uno de los bellos vergeles que un día formaron parte del Real Sitio del Buen Retiro. Escuchar el cantar de sus fuentes, admirar el sol reflejado en el Pabellón de Cristal o ver caer a Lucifer en las entrañas del abismo, son sólo alguna de las propuestas de este agradable paseo por El Retiro. Batallas simuladas en el Estanque Grande, escapadas nocturnas, retos científicos en el Parterre… Sssshhhh, suena música en el Casón… ¿Bailamos?

Si quieres participar sólo tienes que escribir un mail a v.solano@planve.es indicando el día, el número de acompañantes y un número de teléfono.

Precio de la visita: Aportación voluntaria al final del recorrido.

visita mayo 2016 retiro 2016

El origen mítico de Madrid


Seguro que en el colegio a todos os hablaron de los orígenes míticos de Roma, de como el héroe troyano Eneas tras la guerra con los griegos emprendió un viaje que le llevó hasta el Lacio y que sus descendientes los gemelos Rómulo y Remo, después de una milagrosa supervivencia gracias a los cuidados de una loba, acabarían peleándose sobre en qué lugar fundar una nueva ciudad, triunfando finalmente Rómulo y dando así nombre a la ciudad eterna de Roma.

Pues bien, durante el siglo XVII, concretamente en el reinado de Felipe III, numerosos literatos y eruditos vinieron a reflexionar sobre los orígenes de Madrid, llegando a la conclusión de que la capital de todo un señor imperio como el Imperio español de entonces, no podía, o más bien no merecía tener un origen menos épico que el de Roma. Así se fraguó el origen legendario de la fundación de Madrid.

Al igual que Roma, para conocer los orígenes de Madrid nos tendríamos que remontar a la Guerra de Troya. La leyenda dice que, entre los supervivientes que huyeron tras la caída de la ciudad, se encontraba el príncipe Bianor, que a través del estrecho de los Dárdanelos, llegó hasta la actual Albania donde fundó su reino. A su muerte le sucedió su hijo Tiberis.

Pero Tiberis se encontró con un dilema durante su reinado. Había tenido dos hijos, uno legítimo al que llamó también Tiberis y uno ilegítimo con una bella campesina llamada Manto, apodada “ la fatídica”, que decidió llamar a su hijo Bianor como su abuelo. Tiberis temiendo que en el futuro Manto azuzará a Bianor a reclamar el trono, decidió entregarle una importante suma de dinero a cambio de que abandonasen el reino. Madre e hijo se dirigieron al Norte, donde Bianor fundó la ciudad de Mantua, en Italia, en honor a su madre.

Ya en Mantua, Bianor tuvo un sueño premonitorio en el que se le aparecía Apolo y le instaba a partir con su ejército a la tierra donde moría el sol. Tras este sueño Bianor se hizo llamar Ocno Bianor, que significa “el que ve el porvenir a través los sueños”. Pero Manto se burló de la aparente ingenuidad de su hijo. A los pocos días una enfermedad desconocida extinguió las vidas del sacerdote de Apolo, y de los principales jefes militares de la ciudad. Comprendiendo lo profético del sueño, Manto accedió a dejar marchar al joven.

Tras un largo viaje de más de diez años lleno de aventuras, Ocno Bianor llegó por fin a un lugar en donde nuevamente se le manifestó Apolo. El dios le ordenó fundar en ese preciso lugar una ciudad, poblarla y ofrecerla a los dioses. Cuando despertó de su sueño, Ocno Bianor observó el terreno y lo encontró bello, luminoso, abundante en agua y rico en vegetación de encinas y madroños. En este lugar encontró a un grupo de pastores que le dijeron que eran carpetanos y que provenían de oriente y habían llegado al interior de esta península, después de fundar grandes ciudades en la costa y perderlas a manos de otros pueblos. Sus sacerdotes les habían impedido fundar nuevas ciudades hasta que recibieran una señal de los dioses, y así vivían como nómadas hasta que la señal llegara.

Los carpetanos en principio recelaron de las intenciones, pero Bianor les indicó que en su sueño Apolo le había dicho que el no podría reinar en la ciudad, sino que al contrario debería ofrecer su vida para que la ciudad pudiese vivir feliz. Persuadidos con esta revelación carpetanos y mantuanos se pudieron a construir la ciudad, pero cuando se dispusieron a consagrarla, surgió la discordia: los mantuanos querían consagrarla a Apolo, pero los carpetanos querían consagrarla  al culto de toros y verracos de piedra.

En esta situación, Bianor oró a Apolo para que le orientase con su sabiduría, quedándose profundamente dormido. Apolo acudió en sueños y le indicó que la ciudad había de ser consagrada a Metragirta, conocida entre los romanos como Cibeles, diosa de la Tierra, la naturaleza, las cavernas, la muerte y la resurrección, quien se había sacrificado para que existiese la concordia en la tierra. Al igual que ella, Apolo anunció a Bianor que había llegado el momento de su sacrificio.

Al despertar, Bianor reunió el consejo de ancianos y les comunicó la voluntad de Apolo. Debía ser sepultado vivo en un profundo pozo, al morir terminaría pacíficamente la discordia. Así se hizo, en un ceremonioso ritual donde todo el pueblo permaneció sentado alrededor del pozo durante toda una luna. La última noche se desató una gran tormenta, y al resplandor de los relámpagos, desde las cumbres del Guadarrama descendió una nube en forma de carro sobre la que se adivinaba, la figura de una mujer.

Desde entonces la ciudad se llamó con el nombre de la diosa, Metragirta, nombre que con el devenir de los siglos, pasó a ser Magerit y posteriormente Madrid.

No se puede negar que los literatos del siglo XVII consiguieron con esta historia una leyenda a la altura de las grandes épicas grecorromanas. Si queréis conocer más sobre los orígenes entre históricos y legendarios de nuestra ciudad, lo que hay de cierto y lo que hay de inventado os invitamos a acompañarnos en una ruta por el Madrid Medieval.

 cibeles

Madrid antes de Madrid. De Villa a Corte


Madrid antes de Madrid. De Villa a Corte.

Sábado 7 y Domingo 8 de mayo a las 11:30
“Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”. Entre la realidad y la leyenda, los orígenes de la capital de España, fueron modestos.  Surgida de la necesidad y la estrategia, el posterior desarrollo de la ciudad hizo olvidar su pasado de vieja villa castellana que, en tiempos, albergó tres culturas distintas. Sigue con PlanVe las huellas del pasado medieval de Madrid y conoce cómo vivían musulmanes, cristianos y judíos.

Lugar: Plaza de la Armería del Palacio Real, junto a la estatua de San Pedro.  (metro Ópera L2, L5 y Ramal Ópera-Príncipe Pío)

Coste de la actividad: Aportación voluntaria al final de la visita.
Si quieres participar solo tienes que mandar un email a a.garcia@planve.es indicando tu nombre, el número de acompañantes, un teléfono de contacto y el día que quieres participar.  Las plazas son limitadas.
medieval mayo

 


El hambre en Madrid


Todos los 2 de mayo los madrileños disfrutamos de un día de fiesta que sumado al día 1 de mayo, día del Trabajo, nos permite tomarnos un merecido descanso. No hace falta recordar que el 2 de mayo fue elegido como día festivo de la Comunidad de Madrid en memoria del levantamiento que en esa misma fecha en 1808 protagonizaron los hombres y mujeres de Madrid contra la invasión de las tropas francesas.

Habitualmente miramos la Guerra de la Independencia desde una óptica llena de romanticismo, populismo y heroicidad y se nos olvida la brutalidad, miseria y dureza que toda guerra conlleva. Hoy os queremos acercar a una obra artística que plasma esta otra cara de la guerra, sin por ello estar exenta de orgullo y grandeza. Pero no, no hemos elegido a Goya, sino a un autor más desconocido para el gran público: José Aparicio e Inglada y su obra “El hambre en Madrid”.

José Aparicio (Alicante 1773- Madrid 1838) fue un pintor español adscrito a la escuela neoclasicista y considerado uno de los mejores representantes de la misma. Comenzó su formación en Valencia, en la Real Academia de San Carlos y después llegó a Madrid para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Ganó varios concursos y en 1799 obtuvo una beca para estudiar en París, donde se convirtió en alumno nada menos que de Jacques-Louis David.

A la llegada de las tropas francesas se negó a jurar fidelidad a José I Bonaparte lo que llevó a su entrada en prisión. Con el fin de la guerra fue nombrado pintor de cámara de Fernando VII. La entrada de los liberales en el gobierno pone fin a su carrera, muriendo en la miseria, a pesar de haber sido uno de los pintores más reconocidos de su tiempo.

Esta obra “El hambre en Madrid”, más que un cuadro de Historia es una alegoría histórica en el que trata desde la solemnidad clásica el tema de la miseria que padecieron los madrileños durante la guerra. Del grupo de madrileños famélicos y harapientos destaca el cuerpo de la mujer ya muerta junto a su pequeño, en contraste con el grupo de franceses uniformados y vigorosos, así como el contraste en la mirada triste y desesperada del anciano madrileño frente a la mirada de fiereza y crueldad del soldado francés que queda a la izquierda del cuadro. El autor no escatima en detalles, mostrando la anatomía frágil de quienes padecen la carencia de alimentos, el ansia de quien ha encontrado aunque sea una mísera monda que llevarse a la boca, los padecimientos del hambre que afectan a todos: ancianos, niños, hombres y mujeres.

Pero no hay que olvidar que José Aparicio era un monárquico, que además pinta este cuadro en 1818 con Fernando VII ya en el poder y anclado en el Absolutismo, se trata por tanto de un cuadro propagandístico, de hecho explícitamente propagandístico, observerse la leyenda que reza en la columna de la derecha “nada sin Fernando”. Por eso a la realidad misérrima de la guerra y al sufrimiento y desesperación del pueblo madrileño, hay que otorgarle cierto tono de carácter y orgullo, de ahí que la escena refleje el momento en que una parte de esos franceses ofrece pan y alimentos a los hambrientos madrileños, y que estos rechazan manteniéndose así fieles a su patria y que incluso levanta las suspicacias del personaje del fondo que se abalanza sobre los militares franceses y es frenado por su mujer que lleva a su bebé en brazos, lloroso por la falta de alimento.

Con todo, aunque José Aparicio destacó como autor de temas patrióticos y su obra esta cargada de propaganda, no se puede negar su virtuosismo en la línea y el dibujo, convirtiéndose esta obra en una de las más populares del autor.

c8b51145-ec91-49c6-9fc2-4d07eee755bd-1024x732

Llega el mes de mayo y la fiesta de la Maya.

Desde finales de los 80s se celebra en Madrid una tradición que por mucho tiempo ha estado presente en muchos pueblos de España y que a día de hoy en barrios como Lavapiés o pueblos como Colmenar Viejo, son de interés turístico. Estamos hablando de la fiesta de las Mayas que este año tendrá lugar el 8 de mayo en Lavapiés (y 2 de mayo en Colmenar). Aprovechando que el próximo sábado volvemos a hacer la visita del Madrid de los Barrios Bajos por esta zona del centro de Madrid, os invitamos a saber un poco más de esta tradición y os adjuntamos un breve vídeo para que os animéis a participar de esta fiesta. ¿Pero cuál es el origen de las Mayas?

La fiesta de los Mayos y las Mayas antiguamente celebraba la llegada del mes de mayo, un ritual de origen pagano que daba inicio al mes de las flores, la bienvenida a la primavera, al renacer de la naturaleza en todo su esplendor. El quinto mes era una fecha importante en el calendario popular, el mes de la fecundación, del cortejo, del galanteo y del amor.

 Los Mayos era la fiesta de los mozos, del árbol, de enramada, de canto a la moza, de virilidad, mientras que la fiesta a las Mayas representaba una fiesta femenina, la celebración agrícola, donde se ensalzaba la belleza de una joven moza en un entorno social integrado en su mayoría por mujeres.

La tradición de celebrar en Madrid la fiesta de los Mayos y las Mayas se extiende a la parte occidental de la comunidad en pueblos como Navalcarnero, Pinto, Villa del Prado y Colmenar Viejo vinculándola con la tradición cristiana pero gozando de la misma esencia festiva inicial. Pero no sólo allí, sin duda, uno de los lugares donde a día de hoy se recrea con mucho entusiasmo esta celebración es en Lavapiés en concreto junto a San Lorenzo y las calles aledañas a la iglesia.

Ya desde el siglo XVI hay descripciones de este festejo y de la indumentaria de las mujeres, que variaba según las costumbres de cada lugar. Antiguamente se engalanaba a la Maya con saya blanca o brocado de oro y plata prendida de rosas sobre el torso y coronada con flores. ¿Quién era la Maya? Aquella joven hermosa del barrio que fuera elegida para ser llevada desde su casa en su sillita de la reina trenzada de flores al estrado decorado para festejar su bienvenida. Junto a la Maya iba el Mayo, acompañado por sus amigos, familiares y músicos cantando junto a un cortejo de mujeres en doble fila arropando la figura de la mogigona, una señora coronada con una ristra de ajos y objetos extravagantes con gestos y muecas para hacer reír. Ya en el estrado le esperaba un pequeño altar  hecho con cortinajes, alfombras, colchas y numerosas flores por el que pasaban a lo largo del día todos los vecinos mientras las amigas de la Maya pedían un donativo para la Virgen y para celebrar una pequeña fiesta al final de la jornada.

https://www.youtube.com/watch?v=zDDXk5ynQzw

mayos entrada

Gloria Fuertes y el barrio de Lavapiés

¿Os acordáis de los poemas que leíamos en el cole de Gloria Fuertes? La hormiga y su amiga, el gusano sano, la cara de Doña Sara… Aprovechando que esta semana hacemos la visita El Madrid de los Barrios Bajos, queremos recordar a una de las escritoras infantiles más reconocidas del siglo XX que nació en el castizo Lavapiés. ¿Queréis saber algo más sobre su vida?

Gloria Fuertes nació en 1917 en el número 3 de la calle de la Espada, muy cerquita de la plaza dedicada a otro célebre escritor, Tirso de Molina, antigua plaza del Progreso donde ésta debió pasar muchas horas de su infancia. Hija de una costurera y de un humilde bedel, comenzó a escribir y dibujar siendo muy pequeña, tanto que a los diecisiete años ya había escrito su primer libro de poemas.  Estudió en un colegio de monjas de la calle Mesón de Paredes que por lo que escribió tiempo después, no le debió gustar, pues una de las monjas le pellizcaba al quedarse dormida mientras rezaban letanías. Gloria se formó también en el Instituto de Educación Profesional de la Mujer, un lugar donde enseñaban a las niñas a ser buenas amas de casa.

 En  1935 Gloria comenzó a leer sus poemas en Radio España y Radio Madrid, aunque un año después la Guerra Civil marcaría para siempre toda su poesía. A partir de ese momento sus obras formaron parte de dos movimientos literarios de gran calado, la Generación del 50, también llamada de los niños de la guerra, heredera de la poesía social, y el Postismo, un movimiento de vanguardia español marginal que se enfrentó abiertamente con el arte institucional de los años cuarenta de la España franquista.

Gloria Fuertes destacó por sus obras para adultos. En 1947 fundó con María Dolores de Pueblos y Adelaida Lasantas el grupo Versos con faldas organizando recitales de poesía en muchos cafés madrileños. Pero sin duda, si por algo recordaremos la vida y obra de Gloria Fuertes será por su obra infantil, por esos poemas que tanto leímos en la escuela y que tanto despertaron siendo niñas el amor por los animales, la naturaleza y por la vida entera.

Aquí os dejamos la cara de Doña Sara 😉

gloria fuertes poemas

Visita guiada Madrid de los Barrios Bajos. Sábado 23 de abril


Madrid de los Barrios Bajos

Una visita al Madrid castizo de Embajadores, El Rastro y Lavapiés.

Sábado 23 de abril a las 11:30 y 17:30 horas.

“Tenga usted por bienvenido
al famoso Avapiès,
al Madrid del bandolero, del chulapo y del parnè.
Al Madrid del Barberillo, la Verbena y la Piquè,
donde pides gallinejas y entresijos pá comer.
Cayetano, curtidores, cigarreras vas a ver,
si visitas este barrio de la mano de Planve. “

No te pierdas la próxima ruta con PlanVe por el interesante Madrid de los Barrios  Bajos. Visitaremos plazas bien conocidas como Antón Martín, Tirso de Molina o Lavapiés y conoceremos  los lugares más castizos de la capital, los mercados, edificios y las viejas costumbres de este barrio  variopinto de Madrid.

Punto de encuentro: Plaza de Antón Martín, en la acera de la farmacia frente a la boca de metro Antón Martín (L1).

Aportación económica voluntaria al final de la visita.

Puedes inscribirte en v.solano@planve.es

Sólo tienes que enviar nombre y apellidos, número de acompañantes y un teléfono de contacto. Las plazas son limitadas y es imprescindible previa inscripción.

visita lavapies planve abril 2016

Intrigas y Misterios del Viejo Madrid


 Intrigas y Misterios del Viejo Madrid

Sábado 16  y domingo 17 de abril a las 11:30
¿Quieres escuchar? Voces de antaño susurrándote al oído sus secretos. Algunas fantasiosas, otras misteriosas, pero todas parte de un pasado que vuelve para hacerse oír en cada rincón de la ciudad: Leyendas negras, macabros sucesos, misterios no resueltos y fenómenos sobrenaturales que incluso hoy, escapan a nuestra razón…

¡Atrévete a conocer los secretos que esconde el Viejo Madrid!

Lugar: Plaza de La Encarnación, frente al Convento. Ópera (línea 2,5 y ramal

Coste: Aportación económica voluntaria al final de la visita.
Para inscribirte  solo tienes que escribir un email a a.garcia@planve.es con tu nombre, teléfono de contacto, número de acompañantes y día en que quieres participar . Las plazas son limitadas.
intrigas y  misterios planve abril 2016-2

12310

Próximas visitas

    Categorías